Desde el 25 de mayo a partir de las 00:00 horas están permitidas todas las reformas en edificios existentes, como viviendas o locales, situados en zonas que hayan pasado a fase 1 y posteriores, tal y como se establece en una orden ministerial publicada en el BOE (SND/440/2020). Así, las empresas de reformas ya pueden retomar su actividad al 100% paralizada por el covid-19 y sin necesidad de que los inmuebles estén vacíos y cerrados.

En la realización de las obras que quedan levantadas a partir de las 00:00 horas del día 25 de mayo de 2020, se garantizarán en todo caso las medidas adecuadas de higiene y la distancia mínima de seguridad de dos metros entre personas.

Las obras y reformas no urgentes fueron prohibidas antes de la desescalada, pero desde el inicio de la desescalada se han retomado con ciertas restricciones. De hecho, antes de la fase de desescalada sólo estaba permitidas las obras si se trataba de nuevas construcciones o cuando los inmuebles estuviesen deshabitados o cerrados.

Hasta ahora, no se podían hacer obras en portales o núcleos de comunicación del edificio, dada la imposibilidad de eliminar las interferencias entre los habitantes del inmueble y los operarios de las obras. Tampoco se podían hacer obras parciales en una vivienda si estaba habitada, como la reforma de la cocina, el baño, la pintura, acuchillado de parqué, etc.

Sin embargo, desde hoy 25 de mayo ya es posible hacer todo este tipo de reformas en una vivienda aunque esté habitada.

Reformas viviendas Madrid

Empresa de reformas en Madrid