La construcción de vivienda nueva sigue siendo muy pobre, en su lugar la compraventa de viviendas de segunda mano ha aumentado considerablemente.

Esta circunstancia y la pandemia, que luego comentaré, han hecho que las empresas de reformas en Madrid hayan aumentado su facturación de forma bastante elevada. Sin contar por supuesto las reformas en Madrid que se han realizado en el mercado negro.

Lo más normal cuando compramos una vivienda de segunda mano, es hacer una reforma integral o por lo menos una buena reforma. Casi la totalidad cambia los baños y la cocina y un 6o por cien cambia ventanas, luz y agua. En esta clase de reformas la pintura es si o si indispensable.

El parque de viviendas se está quedando viejo al igual que nos pasa con el parque automovilístico. Las reparaciones como fachadas, terrazas, bajantes y otros trabajos de las fincas o comunidades, están ahora en pleno auge. Los años de dichas viviendas nos hace realizar estas reformas.

Otras reformas son las de adaptación a las nuevas tecnologías o sistemas más limpios que también en aumentado

La pandemia nos ha dado tiempo en casa para realizar esas pequeñas reformas que siempre dejábamos para después, pero ahora que estábamos en casa nos ha surgido la posibilidad de hacerlos. Hacer una reforma y estar pendiente de ella es bastante importante para una correcta realización.

Otro tema para el aumento de reformas, en este caso reformas integrales han sido las herencias debido a la pandemia, se han reformado muchas viviendas para vivir en ellas o para alquilarlas e incluso reformas integrales para aumentar el precio de venta.

Otro sector es el que compra viejo y barato para luego reformar y poder vender o alquilar, un negocio redondo.

Reformas viviendas Madrid