Un nuevo sistema ha llegado para quedarse, aunque no es tan nuevo, ya que hace tiempo que se fabrica y vende por todo el mundo, estoy hablando de puertas pivotantes.

Las puertas pivotantes son más atractivas visualmente, como más elegantes y además elimina el sistema de bisagras.

El sistema de bisagras es entre otras cosas un problema para la seguridad, si nos pilla la puerta los dedos, con este sistema, puede llegar a cortarlos y la puerta puede descolgarse y caer.

Otro problema es el ruido, al ser una pieza de hierro en continuo movimiento se oxida y produce ruidos y deterioros. El chirriar de una puerta puede volvernos locos.

Las bisagras están atornilladas a la madera y aguantan mucho peso y se acciona miles de veces, lo que al final hace que la puerta se descuelgue o desencaje, cerrando o abriendo inadecuadamente.

Los sistemas de puertas pivotantes elegirían de un plumazo estos problemas descritos anteriormente y aportan diseño y seguridad.

Puertas distintas y realmente espectaculares son las denominadas puertas pivotantes de eje vertical.

Esto permite que la hoja de la puerta pivote en un eje vertical dejando una apertura más amplia y luminosa, y además facilita que la hoja pueda ser de mayores dimensiones.

La apertura pivotante también nos permite crear un espacio entre puerta y pared. Este tipo de apertura permite abrir la puerta unos 130º o 180ª.

PUERTA PIVOTANTE