En nuestras casas almacenamos numerosos productos de limpieza. Pero todos están fabricados con productos químicos que, mezclados, pueden reaccionar y causar daños materiales o de salud. Estas son las mezclas que deben evitarse: Lejía y amoniaco: son dos los de los productos más usados, pero si entran en contacto, se generan unos vapores que pueden […]